Línea Actual | EL RECIBIDOR DE TU CASA: ¿TIERRA DE NADIE?
9105
post-template-default,single,single-post,postid-9105,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,columns-4,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

EL RECIBIDOR DE TU CASA: ¿TIERRA DE NADIE?

EL RECIBIDOR DE TU CASA: ¿TIERRA DE NADIE?

Es probable que el recibidor sea lo último que decoramos en casa. Olvidamos que es una de las estancias donde más estamos, aunque solo sea de paso. Es lo primero que vemos al entrar en casa y lo último antes de irnos. Por ello y para que a partir de ahora sea una estancia importante en tu hogar, hoy te damos algunas claves.

Suelen ser espacios pequeños, y con muy poca iluminación. Podemos sacarle partido con multitud de funciones de almacenaje para bolsos, zapatos, llaves, paraguas, etc. Otra de las posibilidades es decorarlo con algo a lo que no encontrábamos sitio haciéndole protagonista de la estancia.

Aquí te enseñamos varias formas para decorar tu recibidor.

 

CON ESPEJO DE MADERA CALADA

Un espejo que llame la atención y que sea el centro de las miradas en el recibidor. Combínalo con una lámpara para darle una luz acogedora, o bien con unos cuadros en el suelo. Marcarás la diferencia y tendrás una entrada a tu casa espectacular.

 

ESPEJO DE CUERPO

Para que los coquetos puedan mirarse antes de salir de casa y darse los últimos retoques. Este espejo cuenta con unos pequeños cajones ideales para que no se te olviden las llaves. Recomendado para recibidores pequeños, pues los espejos dan una sensación de amplitud a la estancia.

 

MODULARES

Si lo que quieres es una entrada minimalista, práctica y sencilla, esta es tu mejor opción. Puedes combinarla con un pequeño espejo, o con un lienzo que dé personalidad a toda la estancia.

 

ALMACENAJE CON ESTILO

Es la versión más clásica pero también muy práctica: una cómoda. Es muy elegante, y a la vez útil para el almacenaje de bolsos, zapatillas de andar por casa o cualquier cosa que no sepamos dónde ubicar. Porque nunca sobran los cajones en una casa.

 

EL COLOR COMO PROTAGONISTA

Esta es la opción más atrevida. Elige un color que predomine, que sea alegre y te infunda buen rollo. Combínalo con un recibidor de color neutro y un lienzo o fotografía para rematar la estancia. Será la envidia de los recibidores.

 

Cualquiera de estas opciones hará que la entrada de tu casa sea diferente y lleve tu personalidad. Al fin y al cabo, el recibidor es una carta de presentación porque es lo primero que vemos al entrar en casa. Haz que esa primera impresión sea sensacional.