Línea Actual | Los 7 pecados del minimalismo que no debes cometer
9372
post-template-default,single,single-post,postid-9372,single-format-standard,theme-bridge,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,columns-4,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Los 7 pecados del minimalismo que no debes cometer

Los 7 pecados del minimalismo que no debes cometer

Menos es más, esta es la base del minimalismo, ya que en nuestro día estamos constantemente sometido a un gran estrés, y por lo tanto, llegar a casa es nuestro mejor momento.

¿Cuál es el mayor error al intentar alcanzar este minimalismo? Que nuestra casa pierda esa identidad nuestra y de hogar. Para que eso no suceda, te traemos 7 errores que no debes cometer.

  1. Tu casa no es un museo: Una de las claves del minimalismo, es el orden, pero eso no significa que nuestra casa no tenga vida, ya sea un cojín mal colocado, o una manta sobre el sofá.
  2. Minimalismo y nórdico no son lo mismo: Tendemos a confundir estos términos, pero el minimalismo se basa en una línea sencilla, donde no nos pasamos con los adornos.
  3. El salón no es un desierto: No tiene que estar desocupado de cualquier elemento decorativo, ni nuestra pared tiene que estar completamente vacía, tratamos de encontrar elementos que encajen en el espacio general, que transmitan y a la vez que sean de una línea sencilla.
  4. No todo tiene que ser líneas rectas: Es cierto que muebles con líneas rectas son idóneos para nuestro estilo minimalista, pero se tratar de crear un estilo minimalista, y no por ello tenemos que hacer un cambio radical, podemos usar aquellos elementos que más nos transmita, e incluirlos en nuestra decoración minimalista.
  5. La importancia de los textiles: Usar textiles en nuestra decoración nos da ese toque de hogar y calidez, pero hay que controlarlo, no podemos cubrir todo de mantas y textiles para conseguirlo. Los elementos que usemos deben de ser funcionales.
  6. No todo es blanco: Cuando pensamos en minimalismo nos viene a la cabeza blancos y negros, pero no todo es así, podemos incluir tonos neutros intermedios, así conseguiremos escapar del aspecto de quirófano.
  7. Plantas: No todo son cactus o bambú, también podemos incluir un toque de color.

Estos son nuestros consejos para conseguir que tu casa sea tu templo y que todo esté en armonía. Ahora ponlo en practica y recuerda no cometer estos  errores.